blog img

Proveedores de forjados en Cantabria

Los forjados tienen en los sistemas de edificación una doble misión estructural: por un lado, realizan una labor resistente, para poder soportar las fuerzas aplicadas. Por otro lado, cumplen una misión de enlace con los elementos verticales, lo que conforma un diafragma rígido en su plano.

En la actualidad, podemos considerar tres grandes grupos de forjados:

  • Losas macizas. Son piezas de hormigón armado de canto constante. Estos forjados son capaces de soportar las cargas por flexión en dos direcciones y las transmiten de la forma más directa a los soportes.
  • Forjados reticulares. Son forjados que trabajan también a flexión, en dos direcciones, al igual que las losas macizas, pero que se construyen para ser aligerados. Y con estos aligeramientos se producen nervios en dos direcciones. Los nervios reciben las cargas y las traspasan directamente a los soportes, a través unas áreas de construcción maciza denominadas ábacos.
  • Forjados unidireccionales. Están conformados por nervios en una única dirección, que consiguen que el forjado trabaje sobre todo a flexión en esa sola trayectoria. Los nervios reciben las cargas y las traspasan a otros elementos lineales, llamados vigas o jácenas (vigas de carga), las cuales a su vez transmiten este esfuerzo a los soportes. El conjunto de estas vigas y soportes conforman unos entramados planos que son conocidos como pórticos.